/ / / / ¿Por qué elegir refacciones originales John Deere?

¿Por qué elegir refacciones originales John Deere?

Refacciones John Deere

Cuando nuestros clientes nos preguntan, muy a menudo, en alguna Expo Posventa o Feria Agrícola, ¿Porqué debo elegir refacciones originales John Deere? nos da mucho gusto poder tener la oportunidad de exponerles los enormes beneficios que éstas tienen.


Comenzamos por decirles, “Les tenemos 2 noticias, una mala, y otra peor. Al igual que en el negocio de las películas, los video juegos, los perfumes, ropa, relojes etc. La piratería ha llegado a las refacciones. Pero la peor noticia es que ¡las están utilizando!.”


Algunos de los consumidores tienen la idea de que las refacciones son un producto “Commodity”, es decir creen que entre unas y otras no hay diferenciación. Creen que…el aceite es aceite siempre y cuando sea para motor a diesel. El balero es igual uno a otro siempre y cuando cumpla con las medidas. La banda es la misma si tiene la misma circunferencia y ancho. El Acumulador es lo mismo siempre y cuando tenga las mismas placas. El refrigerante, mientras mantenga la temperatura requerida, funciona igual.


Esto va mucho más allá de ser simplemente piezas. La gran mayoría de las piezas del mercado de repuestos son fabricadas para el mercado automotriz. Del porcentaje restante, casi la totalidad es fabricado para el mercado de los tracto camiones “on-road” o sea, en carretera. Sólo aquellos que trabajan con maquinaria agrícola saben que la exigencia de los motores y sistemas mecánicos de los automóviles y tracto camiones no se acerca en nada a las exigencias agrícolas.


Esto nos recuerda a un par de metáforas que les queremos compartir:


Refacciones John Deere Estando en una Expo charlando acerca de este tema, un cliente nos afirmó que el aceite es aceite. El amigo venía acompañado de su esposa. No le respondimos en el momento, pero cuando lo hicimos fue de esta manera. Luego de “chulearle” las botas que llevaba puestas, le pedimos que nos diera los argumentos por los cuáles las compró. Obviamente, el primer argumento fue que le gustaron, pero cuando fuimos adentrándonos a los argumentos que realmente le dan valor al amigo por usarlas, su perspectiva cambió. Lo empezamos a llevar con preguntas acerca del terreno que pisan esas botas; tierra, lodo, agua, arena, sol, espinas, vidrios… Igualmente la protección contra víboras y animales rastreros, y la firmeza al pisar fueron beneficios mencionados. Ya que nos dio un sin número de argumentos lo retamos a ir a su labor con los zapatos de su esposa. “Caballero, que le parecería que le regalemos esta réplica de tractor John Deere si usted va a la labor con los zapatos que ahora trae puestos su esposa?”… El amigo echó a reír y nos dijo firmemente “NOOOO”…. Volviendo a retar “ ¿Por qué no? , si zapatos son zapatos”… Lo primero que nos argumentó es que no le quedaban, y que si lograba entrar en ellos, en un día los haría pedazos. Le preguntamos qué pasaría con sus pies, a lo que respondió que los tendría dañados y lastimados por torceduras a consecuencia de los tacones. Entonces cerramos el comentario, “Ya ve que aunque sean zapatos, hay zapatos para cada ocasión y aplicación?” Cuando no son para la aplicación que se necesita, las refacciones, al igual que los zapatos, no quedan precisamente, no duran lo que deben durar y lo más importante, no protegen lo que deben proteger. Tal vez encontremos zapatos que pueden durar poco, y eso es lo de menos, pero cuando un zapato dura poco y además lastima a nuestro pie, lo ampolla, etc, eso no está bien. Igualmente con las refacciones, lo de menos es que duren poco, lo que nos preocupa es que dañe y lastime su maquinaria. esa maquinaria que da de comer a tanta gente alrededor de su dueño.


John Deere Aprovechamos para preguntar a la Señora de este mismo amigo “ ¿Señora, tiene usted hijos o hijas?”. Me respondió 4. “¿Los conoce a todos, en cuanto a carácter y preferencias?” Obviamente, respondió que a todos y a cada uno de ellos. Continuamos con preguntas: “Usted sabe la comida favorita de cada uno, la manera de vestir, los colores que más les gustan y aquellos que más les va, los aromas favoritos, que los hace enojar y cuando están por enojarse, que los hace felices, ¿no es cierto?” A cada una de las preguntas nos respondió con un contundente “SI, CLARO”. Le preguntamos de nuevo “ ¿Porqué sabe todo esto de ellos?” Su respuesta fue “Porque soy su mamá”… Y claro ! Los conoce tan bien porque es su mamá, ella los creó y los ha formado desde su nacimiento a la fecha. Sabe cómo tratar a cada uno y qué darle a cada uno.


Las refacciones originales John Deere son creadas por los creadores de tractores y maquinaria John Deere. Sabemos cómo funcionan, qué les va mejor, qué necesitan para darle el máximo rendimiento. Las refacciones que encuentran en el mercado paralelo o en el mercado negro, quienes las copian no tienen idea de cómo va a funcionar su maquinaria, es más, no tienen idea de que es una maquinaria agrícola. Tratemos a nuestra maquinaria como a nuestros hijos, igual que nuestros hijos, nuestra maquinaria nos da MUCHO, y hay que agradecerlo.


NO todas las refacciones son iguales. Volviendo a los productos mencionados en el principio de este escrito, el aceite requiere aditivos especiales para un motor que trabaja 10 a 12 horas continuas a 2500rpm y con una carga de trabajo intensa. El balero requiere especificaciones de alta temperatura y alto impacto, algo que un coche nunca tendrá. La banda, además de dar movimiento, requiere ser un fusible que ceda en el momento adecuado para cuidar los componentes que mueve. El acumulador debe resistir las altas temperaturas y las vibraciones del tractor a fin de evitar cortos circuitos en nuestro sistema eléctrico. El refrigerante debe proteger contra cavitación, algo que los automóviles no sufren.


NO cuide su bolsillo... cuide su INVERSIÓN con Refacciones Originales John Deere.